martes, agosto 3, 2021

Hipoteca inmobiliaria interés variable

No te puedes perder

Contratar una hipoteca es una de las decisiones más importantes que deben tomar las familias. El mercado hipotecario suele presentar dos alternativas: la hipoteca de tipo fijo y la hipoteca de tipo variable. En la actualidad, además, se conocen las hipotecas a tipo mixto, una combinación entre las dos anteriores.

Es habitual recurrir a un profesional o a una gestoría financiera especializada que ofrezca una orientación objetiva, como es el caso de Ferox ADV, una empresa que busca ofrecer soluciones a las personas en cuestiones jurídicas y financieras.

Para ello, es importante gestionar como mediadores expertos en los casos asignados, con la finalidad de presentar la solución más oportuna y asesorar en temas de compraventa y proceso hipotecario en general.

Hipoteca inmobiliaria de interés variable

Entre las opciones habituales actualmente, no se puede discriminar una opción en detrimento de otra, ya que en cada situación específica es preciso analizar las necesidades para conocer qué solución se adapta mejor.

No obstante, son tendencia las hipotecas con cuota blindada. Aunque son de tipo variable, se fija una cuota constante en toda la hipoteca y se varía el plazo. Si el tipo de interés aumenta, se aumenta el plazo. Si existe una disminución en los intereses, el tiempo de amortización también desciende, manteniendo siempre la cuota fija.

En el caso de adquirir una hipoteca de tipo variable, Ferox ADV indica que las cuotas mensuales de la hipoteca son constantes durante cada período de revisión, generalmente, de manera anual. En España, la mayoría de los préstamos son de este tipo con un sistema de amortización de cuota, bajo el paraguas del Euribor, el índice referencia promedio en la unión europea.

La principal ventaja de la hipoteca variable recae en que el tipo de interés inicial es inferior al de las hipotecas de tipo fijo. Además, suelen ofrecer la opción de plazos de amortización más largos, que pueden llegar a ser de 20 o 30 años, una opción importante para muchas familias, dado que la cuota mensual suele ser menor.

Si los intereses suben o bajan, se podría llegar a pagar una cuota ligeramente por encima o por debajo de lo esperado. Por encima en el caso de subir y por debajo en el caso de bajar.

Características de hipoteca a interés variable

Los préstamos hipotecarios a interés variable son la modalidad históricamente más extendida a la hora de comprar una vivienda y, en Ferox ADV, buscan las mejores soluciones para los clientes, de modo que recuerdan la importancia de conocer todas las soluciones aplicables antes de decidirse por una.

Uno de los puntos importantes relacionados con este tipo de hipotecas es el capital y los intereses. El primero es la cuota que directamente se destina a la amortización de la deuda y el segundo son los beneficios que obtiene el ente gestor con el préstamo.

Cuando se adquiere un préstamo con intereses variables, se conoce la devolución sistemática del capital, sin saber cuál será el interés que la entidad financiera va a cobrar. Es por ello, que de acuerdo al interés habrá períodos en que las cuotas serán mayores y otras menores.

Es evidente que el tipo variable puede conllevar reajustes en las cuotas en función de como varíe el índice de referencia, lo cual se conoce como riesgo de tipo de interés. Para ello, es vital el asesoramiento de un profesional especialista en el mercado, de modo que pueda ofrecer una orientación en cada situación.

Más artículos

TerritorioAloe acerca los beneficios del aloe vera a los clientes

Existe una enorme cantidad de plantas con propiedades saludables...

Helen Doron English celebra su 35 aniversario reuniendo a más de 1.000 centros

La cadena de franquicias Helen Doron English, líder mundial...

Últimos artículos